Prensa

Blog post 1

La AEA repudia el atentado a Cristina Fernández de Kirchner

La Asociación Empresaria Argentina (AEA) manifiesta su repudio absoluto al atentado que sufriera la Vicepresidenta de la Nación. Y su total rechazo a todo hecho de violencia. Todos en nuestro querido país debemos trabajar para consolidar la paz y promover la convivencia.

DESCARGAR
Blog post 1

AEA celebra sus 20 años

En un evento que reunió a la dirigencia empresarial del país, la Asociación Empresaria Argentina remarcó la necesidad de respetar las instituciones democráticas y promover la iniciativa privada para generar empleo y lograr un desarrollo sostenido para el país.

Buenos Aires, 7 de junio de 2020. Como parte de la celebración por su 20 aniversario, la Asociación Empresaria Argentina (AEA) tuvo hoy su Jornada anual en el Sheraton Park Tower de Buenos Aires, en la que se reunieron empresarios, líderes políticos, periodistas, economistas y otros invitados especiales.

Tras las palabras de apertura del Presidente de AEA, Jaime Campos, el evento, titulado “El Sector Privado es el factor clave para el desarrollo”, contó con un mensaje grabado del presidente Alberto Fernández dirigido a la comunidad empresaria, al que le siguió un panel en el que participaron Alberto Hojman (BGH), Héctor Magnetto (Grupo Clarín) y Luis Pagani (Grupo Arcor). Un segundo panel contó con la participación de Federico Braun (La Anónima), Martín Migoya (Globant), Carlos Miguens (Grupo Miguens) y Paolo Rocca (Grupo Techint). El encuentro culminó con la intervención del Ministro de Economía, Martín Guzmán, que se hizo presente en el salón del Sheraton.

El Presidente Fernández en su mensaje dirigido a los empresarios, se refirió a la deuda externa, la pandemia y la guerra en Ucrania, entre otros obstáculos que debió enfrentar su gobierno, y destacó el crecimiento de la economía y el aumento del trabajo formal del último año. También se refirió a los objetivos de aumentar la producción y el trabajo formal y la reducción de la desigualdad, como pilares de su programa económico. Además destacó las oportunidades que se abren para la Argentina como productor de energía y alimentos a partir de la actual coyuntura global.

En tanto, el Presidente de AEA, Jaime Campos, recalcó en su discurso de apertura: “El único camino para generar más ingresos y empleos para nuestros conciudadanos y encaminarnos hacia el desarrollo sostenido es a través de la movilización de las energías del sector privado, es decir, permitir y estimular tanto a individuos como a pequeñas, medianas y grandes empresas a emprender, a desarrollar nuevos proyectos, a invertir, a innovar y a conquistar mercados externos”.

Entre los asistentes se encontraban Cristiano Ratazzi, Luis Pérez Companc, Alberto L. Grimoldi, Julio César Saguier, Enrique Cristofani, Eduardo Elsztain, Marcelo Argüelles, Norberto Morita, María Luisa Macchiavello, Amadeo Vázquez, Carlos H. Blaquier, Miguel A. Acevedo, Martín Brandi, Sergio Kaufman, Santiago Mignone, Luis Bameule, Arturo Acevedo, Gastón Remy, Manuel Sacerdote, Santiago Soldati, entre otros.

Asistieron también, Guillermo Barzi, Javier Madanes Quintanilla, José Urtubey, Facundo Gómez Munujín, Martín Cabrales, Carolina Castro, Daniel Novegil, Roberto Murchison, Carlos Melconian, Alfonso Prat Gay, Hernán Lacunza, Dante Sicca, Gustavo Lazzari, Juan Carlos de Pablo, Daniel Marx, Jesús Rodríguez, Luciano Laspina

Héctor Magnetto, en su participación en el primer panel, expresó que “no hay razones físicas ni geográficas para que una empresa, un inmueble o un salario estén tan devaluados en nuestro país en relación con la región y con el mundo. Hay básicamente razones políticas, institucionales y económicas. Para crecer debemos producir más bienes y servicios; y para ello se necesita ante todo inversión privada y rentable. Esto requiere de estabilidad macroeconómica y jurídica, de respeto al derecho de propiedad, de efectiva división de poderes. Y ante todo, de una clara y tenaz decisión política, acompañada de los acuerdos necesarios para llevarla adelante”.

Luis Pagani, por su parte, dijo: “Tenemos que tener un plan de desarrollo y una estrategia de crecimiento para abordar el mundo. Para eso es clave contar con una clase empresarial importante, de peso. Contar con un empresariado nacional hace a la riqueza del país. También tenemos que estar muy cerca de la educación, porque se van a requerir capacidades técnicas para muchos de los desafíos que van a presentar ciertas industrias en la Argentina. Si queremos duplicar nuestras exportaciones agroindustriales, necesitamos un plan estratégico de país, definir qué lugar queremos ocupar en el mundo. Eso tiene que ser parte de un norte que nos guíe a todos, tanto del sector público como del privado”.

En el mismo panel, Alberto Hojman, expresó, entre otros conceptos: “Un ambiente propicio para invertir genera mayores oportunidades laborales, mejora la calidad de vida de la gente y baja sustancialmente la necesidad de dar subsidios, lo que ayuda a acercar el equilibrio fiscal tan buscado en la Argentina con una agenda común de las partes interesadas. Esto es un círculo virtuoso que yo creo que, con el acompañamiento de financiamiento e incentivos, puede dar muchas oportunidades para crecer a futuro en nuestro país”.

En un tramo de su participación en el segundo panel, Federico Braun expresó: “¿El capitalismo es mejorable? Obviamente que sí. Yo creo que se está haciendo muchísimo en este sentido y en muchas empresas estamos adoptando prácticas que hacen que sea más creíble y amigable con la sociedad. Hay 3 factores necesarios para ser exitosos, aunque ninguno de ellos suficiente: el primero es tener una estrategia clara, el segundo es buscar la eficiencia a través de buenas prácticas y el tercero es lograr un buen clima laboral basado en la confianza”.

Por su parte, Martín Migoya, expresó: “La oportunidad que tiene la Argentina no sólo es de la minería, la siderurgia y los alimentos, sino también en la industria del talento. Los países centrales ahora descubren América Latina: de alguna manera ganamos el centro del ring de nuevo. Hay que aprovechar esa oportunidad: entender la magnitud brutal del cambio tecnológico que estamos viviendo y adoptarlo; educar a los jóvenes para que puedan subirse a ese cambio y se queden; mantener las reglas –que dejen el arco quieto–; ponernos de acuerdo sobre principios básicos por varios años; gastar responsablemente; buscar la unidad entre los argentinos; pensar en grande, para que seamos la potencia que merecemos ser; y, finalmente, volvamos a la cultura del mérito.”

Cuando le tocó hablar a Carlos Miguens, dijo: “Hoy, la Argentina exporta unos 3.000 millones de dólares en minería. La minería es un gran articulador de generación de empleo en el interior del país. Necesitamos volver a una Argentina que se va al interior, que no se queda en el conurbano bonaerense. Y la minería es un sector que, con reglas claras, explicando las cosas bien, generando proveedores locales, tiene un enorme potencial. Pero es difícil desarrollar la minería si los políticos te dicen que están a favor, pero cuando tienen que actuar en consecuencia y hacer cumplir las reglas, no lo hacen”.

Paolo Rocca, recalcó que “la Argentina, más que una oportunidad, tiene una responsabilidad: la de contribuir a Occidente con su aporte de alimentos y energía, fortaleciendo su cadena de valor en un mundo que ya no va a ser global. Para eso hace falta desarrollarse, contar con capital, con iniciativa privada. Y eso sólo se logra generando consensos e impulsando políticas de estado que creen las condiciones adecuadas para atraer inversiones, que en el sector de la energía son muy grandes, del orden de los 10 mil millones de dólares anuales en los próximos años”.

El evento se cerró con la intervención del Ministro de Economía, Martín Guzmán, quien explicó la evolución positiva de la inversión y las cuentas públicas en el último año, después de la caída de 2020 en el contexto de la pandemia. Hizo además una particular mención del sector energético, en el que destacó los desafíos y las oportunidades que genera el nuevo contexto geopolítico, en “un mundo de bloques”, sobre todo a partir de la guerra en Ucrania.

Acerca de AEA

La Asociación Empresaria Argentina (AEA) fue fundada el 28 de mayo de 2002 por iniciativa de un conjunto de empresarios con el objetivo de promover el desarrollo económico y social de la Argentina desde la perspectiva empresaria privada, con especial énfasis en el fortalecimiento de las instituciones necesarias para tal fin. La principal característica de AEA es la participación personal de los titulares de las empresas más importantes del país en el análisis de políticas públicas de interés general.

Contacto de prensa: Rocío Oria (rociooria@infomedia.consulting).

DESCARGAR
Blog post 1

Más impuestos = Menos inversiones y empleo 

Argentina debe volver a retomar la senda del desarrollo económico y social sostenible. Para ello resulta esencial generar las condiciones para que las pequeñas, medianas y grandes empresas puedan concretar inversiones que generen empleo y hagan crecer la producción y las exportaciones.

La creación de nuevos impuestos -como el recientemente anunciado “impuesto a la renta inesperada”- va en la dirección opuesta a lo señalado. En Argentina ya están en vigencia 165 impuestos y la carga tributaria sobre el sector formal de la economía es muy elevada y ha crecido fuertemente en los últimos 20 años, superando holgadamente el promedio de la región.

Con menos impuestos generaremos más inversiones y empleo

DESCARGAR
Blog post 1

Jaime Campos, presidente de la AEA: “Hace 15 años que la Argentina está estancada” 

El presidente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), Jaime Campos, charló con Eduardo Feinmann en “Alguien tiene que decirlo” sobre la implementación del nuevo impuesto a la “renta inesperada” y la falta de inversión en el país.

Jaime Campos, presidente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), charló con Eduardo Feinmann en “Alguien tiene que decirlo” sobre la implementación del nuevo impuesto a la “renta inesperada” y la falta de inversión en el país.

“En Argentina hay 165 impuestos. ¿Otro impuesto más es necesario? Un impuesto más significa que uno envía un mensaje a toda la gente que empezar a hacer actividades económicas en Argentina va a ser cada vez más difícil”, comenzó diciendo y añadió: “Es importante que tomemos conciencia que en los últimos diez o quince años, la Argentina está estancada, no creamos empleo privado. Lo único que cambia un país y lo hace crecer son inversiones productivas”.

“A su vez, Jaime Campos insistió: “La pregunta que tenemos que hacernos en Argentina es si estamos creando condiciones atractivas para que se invierta en Argentina. El mensaje es ‘señor, antes de hacer negocios en Argentina mírelo cuatrocientas veces, porque cada día le ponen un impuesto nuevo’”.

“La economía se ha recuperado en parte después del COVID. Los indicadores hoy son mejores que hace 14 meses. Para que la Argentina entre en un círculo positivo de crecimiento sustentable la gran pregunta es qué pasa con las inversiones. Por ejemplo el sector energético; uno se da cuenta claramente que ahí Argentina perdió mucho tiempo en los últimos años para dar señales claras para que hubiera un flujo de inversión muy fuerte en energía que hoy nos podrían poner en un lugar de privilegio en el mundo”, explicó el presidente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

“En cualquier país que funcione bien, donde el estado tiene un rol central, nadie duda del rol del estado. Nosotros queremos un estado eficiente, pero que genere todos los días condiciones para que haya más inversión privada”, reconoció Campos.

Y cerró: “La AEA es una asociación empresaria argentina que está constituida por un conjunto, somos 45 empresarios que dirigen empresas muy importantes de la Argentina, de sectores muy diversos. La Asociación este año cumple veinte años; lo que queremos es que Argentina tenga previsibilidad”.

VER NOTA
Blog post 1

La corte suprema: Pilar de la República 

La Asociación Empresaria Argentina –AEA– subraya la extrema relevancia de respetar plenamente a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y a sus autoridades como titulares de uno de los tres Poderes establecidos en la Constitución Nacional y pilares de la República.

El reconocimiento a la dignidad de la Justicia y en particular de la Corte Suprema y sus autoridades, es la base de la convivencia civilizada y un requisito institucional indispensable para encaminar a nuestro país en la senda del desarrollo económico y social sostenido.

DESCARGAR
Blog post 1

Una decisión muy relevante

La Asociación Empresaria Argentina -AEA- expresa su satisfacción por el acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional. Ello significa un paso muy importante e indispensable para el desarrollo económico y social del país.

En efecto, el cumplimiento de los compromisos y el acceso al financiamiento nacional e internacional representan factores decisivos para que el sector privado pueda desplegar todo su potencial en materia de crecimiento económico, creación de empleo y generación de divisas para el desarrollo.

DESCARGAR
Blog post 1

Alerta empresaria por la intención del Gobierno de subir la presión fiscal al sector privado

Afirman que la posibilidad de aumentar Ingresos Brutos, gravar a la herencia, y las nuevas alzas en las alícuotas de Bienes Personales, entre otras iniciativas, impactará en la inversión y en la generación de empleo

Algunas iniciativas que incluía el proyecto de presupuesto 2022 -que finalmente naufragó en el Congreso-, la suba de alícuotas de Bienes Personales y, ahora, el pacto fiscal que impulsa el Gobierno hacen sonar las alarmas en las empresas.

Para los hombres de negocios, la carga tributaria sobre el sector privado es muy alta en la Argentina y desincentiva la inversión, el crecimiento y la generación de empleo; la mayor presión fiscal, indicaron, alienta la informalidad. Por otro lado, sostuvieron además que la posibilidad de incrementar Ingresos Brutos (un impuesto al que consideran muy distorsivo por ser en cascada) es una muy mala señal. Esta es una puerta abre el pacto entre el Poder Ejecutivo y los gobernadores.

Los directivos de las principales cámaras empresarias concuerdan con la necesidad de reducir el déficit fiscal, pero creen que el costo no puede cargarse al sector privado, sino que se requiere combatir la evasión y bajar el elevado gasto público.

“Es muy negativo para nuestro país; una mala señal”, dijo a LA NACION, Jaime Campos, presidente de la Asociación Argentina Empresaria (AEA) sobre el pacto fiscal que firmarán el Gobierno y mandatarios provinciales, y que permite subas en Ingresos Brutos y abre la posibilidad a la creación de un impuesto a la herencia. “El espíritu de los consensos fiscales es el de reducir gradualmente los impuestos, particularmente los muy distorsivos, como Ingresos Brutos”.

Según dijo el flamante reelecto al mando de la principal entidad empresaria del país, la presión tributaria global sobre el PBI pasó de 20% en 2003 a 31% el año pasado sin tener en cuenta las tasas municipales. “Es el aumento más importante en América latina en los últimos 19 años”, cuestionó. Campos dijo que la presión sobre el sector formal es del orden del 50%. “La presión tributaria en la Argentina es muy elevada”, señaló el presidente de AEA.

“Además se atenta contra la previsibilidad que requiere un sistema impositivo”, estimó Campos, que afirmó que en cuatro años, Bienes Personales fue modificado en siete oportunidades. “La previsibilidad es fundamental y no se puede alterar si se quiere tener un país en el que se generen empleos e inversiones productivas”, reclamó.

“El mensaje que el empresariado quiere darle a la dirigencia política es que la Argentina tiene que ir reduciendo gradualmente la carga tributaria para poder lograr un crecimiento sustentable”, señaló. El presidente de AEA recordó que el sector formal paga 170 impuestos y que se sigue pensando en sumar nuevos. “El consenso fiscal insta a las provincias a sumar un impuesto a la herencia. Implica sumar una nueva carga sobre un bien que ya paga impuestos, como los inmobiliarios, el automotor y bienes personales. Este es un momento para estimular la actividad productiva”, dijo.

Efecto distorsivo “Hemos venido sosteniendo desde hace mucho tiempo el efecto distorsivo que tiene la acumulación de impuestos de nivel nacional con los provinciales, tipo Ingresos Brutos, y las tasas municipales”, dijo a este medio Daniel Funes de Rioja, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de Copal (la entidad que nuclea a las firmas alimentarias).

“La posibilidad de un incremento de la fiscalidad provincial es algo que afectará seriamente la estructura de costos de las empresas”, dijo el directivo, que recordó que el peso de los impuestos en los alimentos llega al 38% y en las bebidas, al 47%, cifras que son coincidentes en la industria textil. “Esto no sólo encarece la producción sino que lo que genera es una competencia muy fuerte entre la economía formal y la informal. Esta competencia irregular es causa de múltiples problemas para la formalización de la economía, condición necesaria para un desarrollo sostenible”, afirmó.

“Apelamos a la reflexión para que el incremento de la presión fiscal no termine conjugándose contra este proceso de reactivación y del mejoramiento del consumo. Esta posibilidad es claramente una preocupación”, dijo Funes.

“La Argentina tiene actualmente una enorme presión fiscal sobre el sector formal de la economía, que termina desalentando la inversión y la generación de empleo, por lo que considero que la creación de nuevos impuestos o el incremento de los ya existentes es algo negativo”, afirmó Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) a LA NACION. “Ciertamente el déficit fiscal debe corregirse, pero no incrementando la carga sobre el contribuyente cumplidor. El desequilibro de las cuentas públicas debe reducirse con un firme combate a la evasión, que además de quitarle recursos al fisco constituye una flagrante injusticia para quienes sí cumplimos con nuestras obligaciones y reduciendo el excesivo gasto público, en aquellas partidas que se demuestren ineficientes o superfluas”.

“Para alcanzar las mejoras que todos ansiamos en materia económica y social necesitamos que el nivel de actividad crezca, que se generen puestos de trabajo de calidad, que se ganen nuevos mercados en el exterior. Y esto no lo vamos a conseguir si seguimos incrementando la carga impositiva”, cerró Grinman.

 

VER NOTA
Blog post 1

Los empresarios ante el nuevo consenso fiscal Jaime Campos: “Subir impuestos es muy malo para la economía, genera más evasión”

El presidente de la Asociación Empresaria Argentina sostiene que la suba de alícuotas máximas de Ingresos Brutos a casi todas las actividades y la posible creación de nuevos tributos impactan “muy negativamente” sobre la inversión y el empleo. Argentina ya tiene 177 impuestos y la presión fiscal más alta de la región.

Tras el Presupuesto fallido, la reacción del Gobierno fue salir a buscar un nuevo Consenso Fiscal con las provincias. La iniciativa posibilita crear nuevos impuestos, como por ejemplo, el de la herencia y también recurrir a las alícuotas máximas de ingresos brutos o elevar las que rigen en las transferencias de inmuebles y autos, además de gravar el comercio electrónico. Era de prever: hay un unánime rechazo empresario.

Jaime Campos, el presidente de la Asociación Empresaria Argentina que expresa la voz de los dueños y CEO de las principales empresas, lo dijo de este modo: “Es muy malo para la economía, más impuestos es más evasión”.

-¿Por qué cree que el Gobierno recurre a este nuevo consenso fiscal?, le preguntó Clarín.

-El Gobierno y la clase política deben conocer que la presión fiscal en Argentina ya es muy alta. Promedia 31%, pero esa presión salta al 50% sobre los que pagan los impuestos y es por lejos la más elevada de la región. La presión tributaria en Argentina era del 20% en 2003.

-¿Qué implica para las empresas ese nivel de impuestos?

-No les deja resto para seguir invirtiendo y crecer en sus actividades. La economía argentina vive momentos complicados desde hace ya varios años. Este aumento de impuestos es muy malo para la economía que necesita crecer y generar empleo. Más impuestos generan más evasión y elusión. En vez de apoyar la expansión productiva, esto desestimula.

-¿Cómo afectaría la actividad este nuevo consenso fiscal?

-Nos preocupa mucho la posibilidad de que apliquen un aumento de tasas o que recurran a las alícuotas máximas del impuesto a los ingresos brutos que es un tributo sumamente regresivo. Por lo que ha trascendido castigaría a la agricultura, ganadería, pesca, minería con 0,75%, a la industria manufacturera con, 1,50%; a la construcción con 2,5%; al comercio, 5%; los hoteles y restaurantes con 4,5%; las comunicaciones con 5,5%; la telefonía celular con 6,5%; la intermediación y servicios financieros con 9%, las actividades Inmobiliarias, empresariales y de alquiler con 5%; y los servicios sociales y de salud con 4,75%. No deja nada sin afectar.

-¿Cree que las legislaturas tienen margen político para aprobarlo?

-Los legisladores deben saber lo que implica en términos de caída de inversión y consecuentemente de empleo este tipo de medidas. El Gobierno nacional las habilita a aprobar un impuesto a la herencia, legados, donaciones y anticipos de herencia que es en realidad un nuevo impuesto, una nueva carga. El impuesto a la herencia se calcula sobre la misma base impositiva en la que se calcula bienes personales, el ABL. Es decir se genera un impuesto adicional, una doble tributación.

-¿Piensa que buscan generan más impuestos para mejorar las cuentas públicas?

-No hay más espacio. Todo lo contrario. Argentina tiene 170 impuestos y con esta propuesta de consenso fiscal se crean más impuestos todavía.

-¿Cuál es a su criterio el espíritu de los consensos fiscales?

-Fueron creados precisamente para que la Nación y la Provincia acordaran una reducción gradual de impuestos distorsivos. La idea era que Ingresos Brutos fuera bajando y aquí sucede lo contrario. La actividad económica depende de la previsibilidad y si no existe y además aumentan de manera permanente los impuestos, el desestímulo a la actividad y a la inversión y creación de empleo se agrava notoriamente. Los países compiten por inversiones con las reducciones impositivas como incentivos. Aquí es al revés.

-El Gobierno debe ser consciente de lo que plantean los empresarios que Usted representa. ¿Por qué cree que lo hace?

-Es difícil hacer una interpretación política, creo que la dirigencia política en general tiene que tener claro que para que Argentina vuelva a crecer sostenidamente debe haber movilización de recursos del sector privado productivo que es el que genera inversiones, trabajo y exportaciones. Debería ir reduciendo gradualmente los impuestos sobre el sector privado especialmente los distorsivos, como ingresos brutos. Si se bajan hay más actividad, más empleo. El Estado tiene que hacer un esfuerzo de modernización y evaluar muy bien la forma en que lleva a cabo ciertas actividades y no competir con actividades que puede hacer el sector privado.

-Muchos empresarios también plantean que cada mil pesos que gana un trabajador, el empleador paga 1,500 y el empleado recibe 800…

-Ese es otro tema en el que nos debemos un debate a fondo, para que cada vez resulte más fácil emplear gente para reducir la desocupación y la pobreza.

-Frente a este nuevo consenso fiscal, ¿qué van a hacer?

-Nuestra obligación es hacer ver a toda la dirigencia política que la carga tributaria sobre el sector formal de la economía es muy elevada, es altísima. La dirigencia de todos los partidos debe saberlo. La tendencia en los últimos años es que cada vez que hay modificaciones es a la suba de impuestos y esa es una muy mala señal. Desde el empresariado haremos saber el impacto muy negativo que tiene seguir avanzando en esta línea.

 

VER NOTA
Blog post 1

AEA celebró su Asamblea anual

La Asociación Empresaria Argentina -AEA- celebró hoy su Asamblea Anual seguida de un almuerzo de fin de año. En la Asamblea, Jaime Campos fue reelecto de manera unánime como Presidente de la institución por un nuevo período. También se reeligieron en sus cargos Luis A. Pagani y Cristiano Rattazzi como Vicepresidentes, Alberto Grimoldi como Secretario, Enrique Cristofani como Tesorero, y Eduardo Elsztain, Norberto Morita, Alejandro Bulgheroni y María Luisa Macchiavelo como Vocales. Se designó también a Luis Perez Companc como Vicepresidente. También se reeligieron como Revisores de Cuenta titular y suplente a los Sres. Santiago Mignone y Amadeo Vázquez respectivamente.

De tal forma, la nueva Comisión Directiva quedó integrada como se indica más abajo.

Durante la reunión se hizo referencia al próximo aniversario de la AEA. En efecto, en el 2022 la institución cumplirá 20 años desde su fundación.

Luego de agradecer la designación, Jaime Campos pronunció las palabras que se adjuntan.

Durante el almuerzo, los asistentes mantuvieron un diálogo con el analista político Carlos Pagni

Estuvieron presentes en la oportunidad: Jaime Campos, Luis A. Pagani, Paolo Rocca, Héctor H. Magnetto, Carlos J. Miguens, Cristiano Rattazzi, Alberto L. Grimoldi, Enrique Cristofani, Eduardo Elsztain, Julio C. Saguier, Federico Braun, Alberto R. Hojman, Pablo Roemmers, María Luisa Macchiavello, Charlie Blaquier, Daniel Herrero, Mariano Bosch, Julio Figueroa, Sergio Kaufman, Teófilo Lacroze, Santiago Mignone, Aldo Roggio y Amadeo Vázquez

 

DESCARGAR
Blog post 1

Comunicado de AEA sobre Control de Precios

La reciente resolución de la Secretaría de Comercio Interior respecto de la fijación de precios máximos es una medida muy negativa para el funcionamiento habitual de las empresas establecidas en nuestro país.

La experiencia de Argentina y mundial es muy elocuente en cuanto a que los congelamientos de precios no resuelven el problema de la inflación.

Esta medida, al alterar significativamente la previsibilidad necesaria, desalienta la realización de inversiones productivas y la generación de nuevos empleos por parte del sector privado, que es el actor central del desarrollo económico y social.

 

DESCARGAR
Blog post 1

Ministerio Público: evitar un grave retroceso institucional

El proyecto de modificación de las normas que reglamentan el funcionamiento del Ministerio Público, de aprobarse en el Congreso Nacional, tendría un efecto muy negativo sobre una de las instituciones centrales de la República y, por consiguiente, sobre la marcha de la economía de nuestro país.

El Ministerio Público es un órgano clave en la administración de justicia. Las modificaciones que se proponen debilitan enormemente la independencia del Procurador General y de la actuación de los fiscales, en particular cuando corresponda poner límites a posibles abusos de poder por parte de la autoridad política.

Las inversiones que se requieren para retomar la senda del crecimiento necesitan de un marco institucional que brinde seguridad jurídica, que garantice que se respetarán las garantías constitucionales y, por ende, que las proteja de eventuales decisiones arbitrarias.

Hacemos un llamado a los representantes de la ciudadanía en el Congreso Nacional para que, en vista a la necesidad urgente de poner de pie al país mediante la producción y la generación de empleo, dejen de lado las propuestas de modificación del funcionamiento del Ministerio Público.

 

DESCARGAR
Blog post 1

Exportar es vital para crecer

El futuro argentino depende vitalmente de las exportaciones. Sólo exportando más saldremos del estancamiento y nos encaminaremos hacia el desarrollo.

Restringir las exportaciones de carne vacuna es una decisión muy negativa que nos aleja de dicho objetivo.

Afectará a toda la cadena de valor de dicha actividad distribuida en diversas regiones de nuestro país, nos hará perder valiosas divisas, y desalentará inversiones y la generación de empleo en el sector. Pondrá también en riesgo el acceso a mercados en el exterior que con tanto esfuerzo se ha logrado abastecer.

Además, por ser una actividad fuertemente identificada con la Argentina representará una señal muy negativa para la concreción de inversiones en el resto de la economía.

En efecto, estas requieren de un marco de previsibilidad y respeto a las reglas de juego que generen confianza en el rumbo del país. La decisión de restringir las exportaciones en un sector tan arquetípico como el de la carne lamentablemente no contribuirán al logro de dicho objetivo.

 

DESCARGAR
Blog post 1

Jaime Campos: “Para que la economía crezca primero tenemos que alcanzar consensos básicos y definir a dónde queremos ir”

El titular de la Asociación Empresaria Argentina resalta que la dirigencia política y empresaria tiene que ponerse de acuerdo y establecer reglas claras para poner iniciar un proceso de recuperación.

 

“Nos parece fundamental que, entre todos los argentinos, reconozcamos que venimos de muchas décadas de muy mala performance económica. Este es un dato duro que tenemos que reconocer con toda claridad. No es sólo en comparación con los países desarrollados, sino con buena parte de los países de América latina”, dice Jaime Campos, presidente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA). En las compañías que conforman esa entidad creen que “para revertir esta realidad, hay que hacer un esfuerzo muy fuerte de la dirigencia, centralmente la dirigencia política pero también de todo el resto de la sociedad civil, en cuanto a establecer ciertos consensos básicos”, remarca.

- ¿Cuáles son esos acuerdos? -

Es importante tener una orientación clara de cuál va a ser la línea que va a seguir el país para adelante. A nosotros nos parece que si nuestro país logrará establecer, en su dirigencia política, ciertos acuerdos básicos al estilo -si se quiere y con todas las diferencias que hubo en su momento- de España, con los acuerdos de la Moncloa, los acuerdos en Chile, en Irlanda y en otros países, podría generarse un cambio muy importante en la vida económica. Habría un crecimiento económico significativo. Las empresas tendrían un panorama mucho más claro para desarrollar sus actividades, para invertir, para generar empleo. A esto le damos particular importancia.

- ¿La convocatoria al Consejo Económico y Social es un paso en ese sentido? -

Absolutamente. Nos parece un paso positivo, que se debe profundizar y todo lo que pueda hacerse para aumentar las bases de estos consensos nos parece básico y fundamental.

- ¿En la práctica, a qué consensos se refiere? -

Lo primero que creemos que hay que hacer es establecer las bases del sistema económico que nos va a regir. La Argentina tiene que lograr o tiene que tener una moneda doméstica respetada. Y un Estado eficaz que cumpla su función, además de una reducción gradual de la presión tributaria sobre el sector formal de la economía. Y, al mismo tiempo, aunque parezca difícil, yendo hacia un equilibrio de las cuentas públicas. Nosotros estamos convencidos de que si en Argentina se logra un acuerdo en torno de estos objetivos, el impacto sobre la actividad empresaria y económica en general sería muy grande y muy positivo.

- ¿Qué postura tienen sobre la renegociación del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional? - Creemos que sería muy importante que Argentina cierre un acuerdo con el Fondo Monetario, así como, en su momento, consideramos muy positivo que Argentina acordara con los acreedores externos. Es muy importante que Argentina se integre cada vez más al mundo, en forma inteligente. Nuestro país no puede estar alejado del mundo. Tenemos que estar integrados inteligentemente al mundo.

- ¿Cuáles son los aspectos más importantes de la agenda de este año? -

Es muy importante que quede claro que debe respetarse lo que nosotros llamamos el ámbito del sector privado. ¿Y esto qué quiere decir? Nosotros creemos que el sector tiene que operar en un ámbito marcado, por supuesto, por reglas y regulaciones. Y dentro de ellas debe tener la mayor libertad posible. Por lo tanto, a nosotros nos parece negativo cuando hay interferencias indebidas de parte del Estado sobre la actividad privada. Nos parece que los controles de precios, los cambios de las regulaciones tarifarios, proyectos de ley como la ley de la competencia, que ya está avanzado en el Congreso, son medidas que no ayudan a generar confianza y a generar más actividad empresaria, más desarrollo y crecimiento.

- ¿Tienen alguna posición tomada respecto a la posibilidad de subir las retenciones que analizó el Gobierno por la suba de precios de los alimentos?

- El tema de la inflación es el tema de fondo. Acá tenemos claro que la inflación es un problema macroeconómico. Como lo ha afirmado el ministro (Martín) Guzmán. si se aplican políticas macroeconómicas consistentes, uno logra tener bajísima tasa de inflación, como ocurre en prácticamente todos los países del mundo, inclusive en nuestros países vecinos. Las empresas en Argentina no son las causales de la inflación. Y la prueba evidente es que hay empresas en otros países latinoamericanos que, en muchos casos, son las mismas empresas que operan en Argentina, así como en los demás países latinoamericanos. Sin embargo, en esos países, la inflación en muchos casos está por debajo del 4 por ciento anual. Nos parece que es una prueba decisiva en cuanto a que la inflación no es responsabilidad del sector empresario.

- ¿Qué reacción tienen frente a los controles de capital o la obligación de renegociar deudas a las empresas que marcó el Banco Central? -

Este tipo de controles distorsionan mucho la actividad económica. Las dificultades para importar, para exportar, para poder inclusive traer divisas a la Argentina, poder remitir utilidades o pagar licencia por tecnología. Estas medidas sin duda dificultan la actividad económica.

- ¿La pandemia y las elecciones dominarán el año? -

Con la pandemia, esperamos que siga la tendencia a ir volviendo gradualmente a una situación normal. En cuanto a las elecciones, a nosotros nos gustaría que aún en el momento de competencia electoral se haga un esfuerzo importante por parte de toda la dirigencia para buscar consensos básicos, aunque parezca difícil. Pero debe trabajarse en esa línea porque es sólo si logramos consensos básicos, podemos darle a la Argentina un horizonte de crecimiento, de generación de empleo, de baja de la pobreza. Nos parece que este es un punto fundamental.

- ¿Se les ocurre alguna medida que podría lograr que haya de vuelta una mayor dinámica en términos de empleo formal? -

Lo primero que tenemos que lograr son condiciones que permitan que la inversión crezca. La tasa de inversión en Argentina es bajísima, está en torno al 14%, mientras que el promedio en las regiones es del 20%, y en los países desarrollados es aún superior. Y la inversión, que es la actividad privada central, requiere básicamente condiciones macro que den previsibilidad, que el que invierte obviamente invierte pensando en el mediano y largo plazo. Cuanto más grandes son las inversiones, el recupero de la inversión se hace a muy largo plazo.

- La inversión está relacionada al costo del capital...

Así es. La tasa de interés debe ser mucho más baja. Es una cosa que tenemos en la Argentina que el costo del capital, por cual se financian las empresas, pero también las personas, es muy alto comparado inclusive con la región. Entonces, si de nuevo se aplican políticas macroeconómicas razonables y hay una expectativa hacia adelante, estas políticas se van a respetar porque tienen el consenso de un amplio sector político. Eso va a generar crecimiento de las inversiones y por supuesto crecimiento del empleo. Ese es el círculo virtuoso.

- ¿Por qué la reestructuración de la deuda no provocó una caída en las tasas de interés?

Hubo una decisión correcta, positiva y a ello, naturalmente, hay que adicionar otras medidas que tienen que ver con esto de definir muy claramente el marco macroeconómico futuro. Es decir: ¿cuál va a ser el sendero de las cuentas públicas? ¿Cuál va a ser la política respecto de la inversión en Argentina? ¿Si se va realmente generar un apoyo fuerte a la inversión productiva del país? Cómo se integrará el país al mundo?. Todas estas señales son centrales para la activa empresaria. Si estas señales se dan, y se profundizan, e insisto, y tienen un creciente consenso, vamos a lograr entonces los resultados positivos que todos esperamos.

 

VER NOTA
Blog post 1

Apoyo empresario tras el embate oficial. “Sin una Justicia independiente es imposible crecer”, según AEA

El presidente de la Asociación Empresaria Argentina llamó a respetar las instituciones, luego del discurso presidencial y de las críticas de Cristina Kirchner al Poder Judicial.

Por desconfianza a la exposición pública o por temor a represalias sobre sus compañías, los dueños de las empresas argentinas suelen esquivar los micrófonos. Pero siempre tienen una voz. Jaime Campos, presidente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), habla en nombre de los hombres más poderosos del país, entre los que están Paolo Rocca (Techint), Luis Pagani (Arcor), Carlos Miguens (Grupo Miguens), Alfredo Coto (Coto), Héctor Magnetto (Clarín), Sebastián Bagó (Laboratorios Bagó), Cristiano Rattazzi (FCA), Enrique Cristofani (Santander) y Marcos Galperín (Mercado Libre), entre otros.

Luego de una reunión de comisión directiva y con un papel con anotaciones en la mano, Campos recibe a LA NACION en el piso 22 de una torre sobre la Avenida Madero, donde están las oficinas de AEA. “Sin una Justicia independiente es imposible crecer”, sentencia, sin hacer referencia directa a los embates de Alberto Fernández en el Congreso o al contraataque de la vicepresidenta Cristina Kirchner por youtube. 

Como lo hizo el Foro de Convergencia Empresarial esta semana, Campos estima que sin un consenso político la Argentina seguirá en una trampa continua, sin resolver los problemas profundos que la aquejan, estancada económicamente y sin las condiciones necesarias para invertir, crecer y frenar la generación de pobreza. Como cualquier empresario en las últimas dos décadas cuestiona los cambios en las reglas de juego, la creciente -y distorsiva- presión impositiva sobre el sector privado y el exacerbado gasto público. 

Sobre la coyuntura urgente, pese a que afirman que la actividad mejoró frente al año pasado, siente necesario fijar un rumbo con un plan claro para cambiar las expectativas del sector privado. Dice que la Argentina no tiene moneda, que preocupa la inflación, pide cerrar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con un pacto previo entre fuerzas políticas y actores sociales, y apoya a Martín Guzmán.

- ¿Cómo están hoy las empresas argentinas? -

Hay situaciones diferentes. La situación es heterogénea, aunque está un poco mejor que el año pasado. Hay más actividad, porque la pandemia aflojó y hay más movimiento. Tendremos una recuperación y ojalá sea intensa. Pero el desarrollo tiene que responder a temas que son mucho más de fondo.

- ¿Los empresarios entienden el rumbo que marca el Gobierno? -

Ningún gobierno puede generar certidumbre absoluta. Es preciso un consenso más amplio, de toda la dirigencia política. El sector privado debe saber si el próximo gobierno va a seguir las mismas líneas. Decir esto en un período electoral puede ser inoportuno. Pero no hay que decirlo; es preciso un acuerdo sobre ciertos temas entre oficialismo y oposición para dar tranquilidad al al empresariado.

- Pero si uno escucha al Presidente en el Congreso y a algunos referentes de la oposición parece que la campaña electoral se montó nuevamente sobre la polarización, ¿qué se puede acordar así? -

El rol de una entidad empresaria es decir qué es lo que creemos que es mejor para el país. Estamos convencidos de que buscar el consenso es lo que le va a hacer bien al país. Una polarización excesiva no es buena para la Argentina. Vemos un gesto positivo del Gobierno en la creación del Consejo Económico y Social, aunque todo es perfectible.

- Pero la oposición tiene escasa representación allí -

Es bueno que se haya constituido con una persona como Gustavo Béliz, que tiene tiene pergaminos por ser un hombre que trabaja el consenso. Los que trabajan por el consenso no son valorados. Sino no vemos cómo la Argentina va a solucionar problemas de fondo, como el terrible crecimiento de la pobreza. Se requiere un plan económico aceptado, coordinado y consensuado por fuerzas políticas y sociedad civil. El rol de la política para llegar a estos consenso es clave; hay que revalorizar ese rol.

- Un programa económico de consenso, ¿incorpora al FMI? ¿es preciso cerrar esa negociación? -

Primero se necesita un acuerdo interno con los partidos y la sociedad civil. Hay que resolver problemas básicos como cómo hacemos para tener moneda. Hoy no tenemos una moneda básica respetada. También tener un Estado eficaz, profesional y que su financiamiento no genere un peso tan grande con impuestos sobre el sector privado. Tiene que haber una baja gradual de la presión tributaria y el Estado tiene que lograr equilibrio fiscal. Son pilares centrales. Sabemos que estamos en una situación de pandemia y obviamente hubo que aumentar gastos, como pasó en todos los países. Pero hay que empezar a pensar cómo balizamos el futuro. Luego, la Argentina tiene que tener la mejor relación con el mundo. Fue excelente la reestructuración de la deuda. Ahora, hay que cerrar un acuerdo con el Fondo. -

¿Qué le pareció lo que dijo el Presidente sobre el préstamo tomado por Mauricio Macri ante el FMI? -

Son temas políticos.

- ¿Preocupa la inflación y los variados diagnósticos que surgen del oficialismo sobre las causas? Guzmán habla de un tema macroeconómico, pero el Presidente cuestiona a los “especuladores”. -

La inflación es un problema macroeconómico que se resuelve con políticas macroeconómicas adecuadas. En ningún lado del mundo los empresarios son responsables de la inflación. Ya lo dijo Guzmán en la reunión con empresarios. Es un tema macroeconómico. Es muy importante el diagnóstico. Si todos lo tenemos claro, vamos a ir por el camino correcto para resolver el problema.

- Pero hay controles de precios, congelamientos y pedidos de información o imputaciones -

En los países que funcionan hay un rol de Estado y hay un ámbito propio del sector privado. Allí, respetando las normas y las leyes, las empresas tienen hay la mayor libertad posible para operar. Los controles de precios no nos parecen que sean útiles. Las intervenciones que cambian regulación de corto plazo tampoco; la dificultad para transacciones en comercio exterior o para pagar deudas, esas cosas hay que ir resolviéndolas. También la ley de competencia. No ayuda. Los cambios se hacen escuchado a las partes. Lo institucional es muy importante. Tenemos socios que encaran inversiones muy grandes con socios externos y a los que les cambian las reglas en forma drástica. Son señales muy negativas ara la inversión y no hay crecimiento de largo plazo si no crece la tasa de inversión.

- Ustedes piden bajas de impuestos, pero se prevé una reforma que parecería va en sentido contrario y hoy hay aval oficial a los gobernadores para volver a subir ingresos brutos -

Hay que hacer un trabajo serio para reducir la evasión. Y el Estado y la case política debe ir dando señales positivas de que va a ir bajando gradualmente la presión tributaria sobre el sector privado. Efectivamente, el tema de ingresos brutos es muy distorsivo. Hay que ir reduciendo eso gradualmente. Y hay que buscar mecanismos para trabajar la complejidad del sistema tributario.

- ¿Qué opina del impuesto a la riqueza? -

Se suma a los que ya existen. Tiene además una distorsión muy importante. Golpea a los que más arriesga, ya que es sobre los activos, pero sin descontar las deudas. Algunos van a tener que vender activos para pagar el impuesto. Es una muy mala señal.

- ¿Cómo lo ve a Martín Guzmán? Hoy parece tener diferencias con parte de la coalición gobernante en temas como inflación, tarifas y el acuerdo con el Fondo

- Es un interlocutor importante con el empresariado. Escucha y es muy respetuoso de los demás. Ejerce sus opiniones y las pronuncia. La idea de que hay que ir ordenando la economía, pensando en el orden macroeconómicamente, es una idea que cae bien entre los empresarios. Creemos que mantiene una orientación general correcta más allá de las restricciones que encuentra.

- ¿Cómo vio el discurso del Presidente en el Congreso y la crítica de la vicepresidenta a la Justicia?

- Nuestro estilo no es opinar sobre las declaraciones de alguien. Le asignamos una importancia a la institucionalidad. En estos días es importante reafirmar la importancia que tiene contar con una Justicia independiente. Con tres poderes independientes. Una Justicia independiente es fundamental para la sociedad civil y para las empresas y las actividades económicas. Sin Justicia independiente es imposible crecer. Hay que insistir en este punto y respetar plenamente a los titulares de cada uno de los poderes.

VER NOTA
Blog post 1

Potenciar al sector privado:Clave para el desarrollo

Nuestro país viene de muchas décadas de muy mala performance económica. Circunstancia que no ha ocurrido en la mayoría de los demás países de la región. Como resultado tenemos un estancamiento en el ingreso por habitante y la pobreza ha aumentado muy significativamente.

Para revertir esta realidad es necesario que entre todos trabajemos para establecer ciertos consensos básicos que permitan poner a la Argentina en la senda del desarrollo económico y social sustentable. En este sentido creemos que la clave es brindarle a los emprendedores, así como a las pequeñas, medianas y grandes empresas, señales claras en cuanto que se hará todo lo posible para favorecer la movilización de las energías y capacidades que estos actores detentan.

El primer requerimiento, de naturaleza política, es el de garantizar se cumpla lo que establece nuestra Constitución Nacional. Es decir, que en nuestro país impera una República con tres Poderes independientes y que los mismos son el reaseguro para las libertades personales, así como para el desarrollo de las actividades productivas de las personas y de las empresas. Muy específicamente es importante subrayar el rol central que tiene una Justicia independiente en tal sentido. Sin ella no hay desarrollo económico y social posible.

Una segunda condición es la plena vigencia de un programa macroeconómico que aplique políticas monetarias y fiscales como las que se han seguido en la mayoría de los países del mundo. Estas han logrado reducir significativamente la inflación y generar previsibilidad respecto del futuro de los negocios. Las políticas macroeconómicas apropiadas permiten a su vez contar con una moneda doméstica respetada y acceder a un financiamiento a tasas de interés substancialmente más bajas que las que hoy rigen en Argentina.

Un tercer pre-requisito tiene que ver con respetar el ámbito propio del sector privado. Esto significa reconocer que las empresas requieren para su pleno desarrollo y para contribuir eficazmente al progreso económico y social del país, poder operar con la mayor libertad posible dentro del marco que establecen las leyes y las regulaciones vigentes. Concretamente, es decisivo para la actividad empresaria: i) que no se apliquen controles de precios cuya única consecuencia es la de ir ahogando la capacidad productiva; ii) que se vaya reduciendo la altísima presión tributaria que soporta el sector formal de la economía, simultáneamente con un accionar claro contra la evasión; iii) que se respeten los marcos regulatorios de modo que las empresas cuenten con la previsibilidad necesaria para llevar a cabo inversiones y iv) que se brinde la mayor fluidez posible a las operaciones de comercio exterior así como a las vinculadas con el uso de divisas, dado que hoy es muy complejo realizar actividades económicas sin una vinculación con el sistema de comercio y financiamiento internacionales.

Todo lo expresado hasta aquí se sintetiza en un concepto: un sector privado que cuente con las condiciones para crecer tiene la capacidad para transformar a la Argentina en un país que deje atrás años de estancamiento. El empuje, la capacidad innovadora y el talento de miles y miles de argentinos y argentinas lanzados a emprender actividades productivas debe ser aprovechado en plenitud. La Patria lo reclama, la ciudadanía toda así lo espera.

VER NOTA
Blog post 1

Aporte Solidario y Extraordinario

La Asociación Empresaria Argentina (AEA) hace saber de su total desacuerdo con el proyecto de Ley “Aporte Solidario y Extraordinario…” que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados. El proyecto genera un profundo desaliento en la comunidad empresaria por cuanto representa una medida que descapitaliza a las empresas y restringe fuertemente su capacidad para producir, invertir y sostener empleos formales. El proyecto afecta la propiedad privada al determinar la superposición del nuevo gravamen sobre otros ya existentes como el de Bienes Personales. Incrementa así muy significativamente la ya elevada carga tributaria que soporta el sector formal de la economía a tal punto que puede llegar a ser confiscatorio. En efecto, debe tenerse en cuenta que la suma de los gravámenes sobre los activos podría alcanzar una tasa de hasta el 7,5%, la que se calcula sin considerar las deudas que pudiesen integrar el patrimonio del contribuyente. El proyecto, al no diferenciar entre activos dedicados a producir de otros activos, afectará negativamente al sector empresario, con lo cual, se profundizarán los problemas que, agravados por la pandemia, soporta desde hace muchos años la economía argentina. Argentina necesita imperiosamente retomar la senda del desarrollo económico sostenido que ha dejado atrás hace muchas décadas. El sector privado es el actor decisivo para hacerlo posible, por cuanto tiene la capacidad de obtener las divisas que permiten hacer mover la economía, generar empleos y realizar las inversiones productivas vitales para el crecimiento.

DESCARGAR
Blog post 1

La AEA se reunión con Miguel A. Pesce, Presidente del Banco Central.

El presidente del Banco Central de la República Argentina, Miguel Ángel Pesce, mantuvo un encuentro con empresarios miembros de la Asociación Empresaria Argentina- AEA. Durante el encuentro realizado en la víspera, se trataron una serie de temas vinculados con la política monetaria que lleva a cabo el BCRA, la necesidad de hacer un esfuerzo significativo para desarrollar el mercado de capitales en el país, y la extrema importancia de que la Argentina acreciente sus exportaciones de bienes y servicios de modo de contar con las divisas que garanticen el crecimiento. También desde la Presidencia del Banco se explicaron las recientes medidas referidas al pago de las obligaciones externas de las empresas y las iniciativas que se están adoptando orientadas a facilitar electrónicamente las transacciones financieras tanto entre empresas como entre particulares. Finalmente, el Presidente del BCRA destacó muy especialmente el papel de las empresas privadas en el desarrollo económico del país y desde la AEA se le agradeció su disposición a mantener un diálogo constructivo con el sector privado. Por la AEA participaron Jaime Campos; Luis A. Pagani (ARCOR); Paolo Rocca (Organización Techint); Sebastián Bagó (Laboratorios Bagó); Carlos Miguens (Grupo Miguens); José Cartellone (José Cartellone Construcciones Civiles); Cristiano Rattazzi (FCA Argentina); Federico Braun (La Anónima); Alberto Grimoldi (Grimoldi); Enrique Cristofani (Santander); Eduardo Elsztain (IRSA); Marcelo Argüelles (Sidus); Alberto Hojman (BGH); Jorge Aufiero (IADT/Medicus); David Lacroze (Grupo Lacroze); Marcos Galperín (Mercado Libre); María Luisa Macchiavello (Droguería del Sud); Luis Perez Companc (Grupo Perez Companc); Martín Migoya (Globant); Zsolt Agardy (Estrada); Mariano Bosch (Adecoagro), Martín Brandi (Petroquímica Comodoro Rivadavia); Daniel Herrero (Toyota); Sergio Kaufman (Accenture); Teófilo Lacroze (Raizen); Nicola Melchiotti (Grupo Enel); Santiago Mignone (PriceWaterhouseCoopers); Horst Paulmann (Cencosud); Aldo Roggio (Grupo Roggio) y Amadeo Vázquez.

DESCARGAR
Blog post 1

Instituciones para el desarrollo

Argentina necesita imperiosamente crecer y desarrollarse en forma sostenida. El camino más eficaz para generar empleos, ingresos y reducir la pobreza es la movilización plena de las energías del sector privado, es decir, permitir y estimular tanto a individuos como a pequeñas, medianas y grandes empresas a emprender, a desarrollar nuevos proyectos, a invertir, a innovar y a conquistar mercados externos. La condición necesaria para ello es contar con instituciones fuertes en el marco de la Constitución; asegurar la plena vigencia de la República; la división de poderes; una justicia verdaderamente independiente y la libertad de prensa. Para llevar a cabo eficazmente la tarea de volver a poner en marcha el aparato productivo del país, así como para alentar nuevas inversiones es fundamental evitar los controles de precios, así como el congelamiento de tarifas que tensionan la ecuación económica de las empresas. Debe además garantizarse el derecho de propiedad y evitarse la aplicación de impuestos confiscatorios que alejen de la Argentina a empresas y personas. Un ejemplo claro de una medida injustificada es lo determinado en el reciente Decreto 690/20 mediante el cual se introduce un cambio radical en las reglas de juego del sector de las tecnologías de la información. Esta disposición afecta negativamente a una industria que ha incorporado innovaciones y realizado inversiones significativas en los últimos años y que, además, tiene un papel decisivo en el funcionamiento de todas las actividades económicas del país. Reafirmamos nuestra voluntad de diálogo con las autoridades y reiteramos que ha sido un paso muy positivo el acuerdo reciente con los acreedores externos. Señalamos a su vez, nuestra aspiración en cuanto a profundizar el diálogo con los dirigentes sindicales y el resto de la sociedad civil. En síntesis: la plena vigencia de un marco institucional como el señalado posibilitará que puedan generarse las condiciones para colocar a nuestro país en la senda del desarrollo económico y social sostenido.

DESCARGAR
Blog post 1

Un paso muy importante

La AEA manifiesta su gran satisfacción y felicita al gobierno por haber concluido la muy compleja negociación con los acreedores externos.

Esta decisión contribuirá a que las empresas puedan cumplir su papel en el proceso de recuperación económica de nuestro país.

En efecto, es la red de empresas pequeñas, medianas y grandes, que constituyen cadenas de valor, las que hacen posible la producción, el empleo y la generación de exportaciones desde Argentina.

Desde la AEA destacamos que esta es una oportunidad para avanzar en el diálogo entre los diferentes sectores de la sociedad, de modo de arribar a consensos básicos para un desarrollo económico y social sostenible.

DESCARGAR
Blog post 1

Diálogo entre la AEA y la CGT.

En el día de hoy se llevó a cabo un encuentro entre los integrantes del Consejo Directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT) y los miembros de la Comisión Directiva de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).
Ambas instituciones, la CGT, representando a los trabajadores, y la AEA, integrada por los directivos de las principales empresas del país, coincidieron en profundizar el diálogo entre ellas y con otros sectores de la sociedad, de modo de avanzar en la formulación de consensos básicos, que den lugar en el tiempo a la implementación de políticas específicas.
Ello se hace aún más urgente en vista a la crítica situación económica y al esfuerzo enorme que implicará mantener en actividad al aparato productivo y al empleo formal en el país.
En efecto, Argentina viene de muchas décadas de un mal desempeño económico, a lo que se adiciona el impacto muy negativo de la pandemia. Es solo con el esfuerzo de todos que podrá iniciarse un proceso de recuperación.

 

  • El papel clave de las empresas privadas y sus cadenas de valor en el proceso de desarrollo y particularmente para la salida de esta crisis
  • Políticas específicas para promover el empleo registrado
  • Políticas públicas destinadas a movilizar la capacidad productiva y las exportaciones de bienes y servicios
  • La inserción inteligente de la Argentina en el mundo. Específicamente, se aspira a un resultado positivo en las negociaciones con los acreedores externos.
  • La necesidad de reducir gradualmente la presión tributaria sobre el sector formal de la economía, atendiendo a su vez a la necesidad de equilibrar las cuentas fiscales
  • Educación Técnica y formación Técnico-Profesional

 

Por la CGT asistieron: Carlos Acuña (SOESGyPE); Héctor Daer (Sindicato de Trabajadores de la Sanidad Argentina); Andrés Rodríguez (UPCN); José Luis Lingeri (SGBATO); Gerardo Martínez (UOCRA) y Antonio Caló (UOM).

Por la AEA participaron: Campos, Jaime; Luis A. Pagani (ARCOR); Paolo Rocca (Organización Techint); Héctor Magnetto (Grupo Clarín); Sebastián Bagó (Laboratorios Bagó); Carlos Miguens (Grupo Miguens); José Cartellone (José Cartellone Construcciones Civiles); Cristiano Rattazzi (FCA Argentina); Federico Braun (La Anónima); Alberto Grimoldi (Grimoldi); Enrique Cristofani (Santander);  Eduardo Elsztain (IRSA); Marcelo Argüelles (Sidus); Alberto Hojman (BGH); Jorge Aufiero (Medicus); Norberto Morita (Southern Cross Group); David Lacroze (Grupo Lacroze); Jorge Ferioli (San Jorge Emprendimientos); Marcos Galperín (Mercado Libre); Alejandro Bulgheroni (Pan American Energy Group); María Luisa Macchiavello (Droguería del Sud); Luis Perez Companc (Grupo Perez Companc).

 

DESCARGAR
Blog post 1

AEA rechaza la intervención de Vicentin

La Asociación Empresaria Argentina –AEA– rechaza la intervención y el proyecto de expropiación de VICENTIN S.A.I.C.

Esta decisión no ha respetado un principio básico de la seguridad jurídica por cuanto no es facultad del Poder Ejecutivo intervenir una empresa que se encuentra en concurso de acreedores. Este hecho es grave puesto que la seguridad jurídica es un atributo central que proporciona la confianza imprescindible para que se lleven a cabo las inversiones productivas que imperiosamente requiere nuestro país. La estatización de una empresa que opera en un sector definidamente exportador es un grave error que debe subsanarse. En efecto, es al sector privado al que le corresponde asumir la responsabilidad de controlar, dirigir, y administrar a las empresas en la Argentina.

DESCARGAR
Blog post 2

Unión y responsabilidad ante el desafío del momento

Ante este desafío que se nos presenta en torno a la pandemia del Covid- 19, es imprescindible la unidad de los argentinos y el pleno acatamiento de las disposiciones y normas sanitarias emitidas por las autoridades. Vemos con gran satisfacción que todo el arco político liderado por el Presidente de la Nación y la participación de las demás autoridades nacionales, provinciales y municipales, priorice la búsqueda de consensos, en conjunto con los sindicatos, empresarios y organizaciones de la sociedad civil, y que para todo ello, se tenga en cuenta la opinión de expertos reconocidos. Los empresarios somos conscientes de los grandes desafíos que asumimos en estas circunstancias. Debemos mantener la actividad productiva y su cadena de valor, simultáneamente con la implementación de medidas específicas para el cuidado de nuestros empleados y de las comunidades en las que operamos. Por último queremos agradecer muy especialmente a todos los ciudadanos que desde el campo de la salud están hoy al frente de la lucha contra la pandemia.

DESCARGAR
Blog post 3

AEA - INCORPORACIÓN DE NUEVOS SOCIOS

La Asociación Empresaria Argentina -AEA- tiene la satisfacción de informar que se han incorporado como socios de la entidad los siguientes empresarios:

• Mariano Bosch - CEO y Co-fundador - Adecoagro • Martín Brandi – Presidente - Petroquímica Comodoro Rivadavia • Daniel Herrero - Presidente y CEO - Toyota • Sergio Kaufman - Presidente - Accenture • Teófilo Lacroze - CEO - RAIZEN • Alec Oxenford – Presidente – Letgo & OLX

Ellos contribuirán a brindarle a la Asociación nuevas perspectivas y visiones que serán de gran valor en su misión. La AEA aspira a que se movilicen plenamente las energías del sector privado promoviendo así el desarrollo económico y social de la Argentina.

La AEA se caracteriza por la participación personal e indelegable de los empresarios que la conforman y expresa la visión del sector privado integrando las perspectivas de los diversos sectores en los que operan sus miembros.

Los miembros de la Asociación Empresaria Argentina -AEA- dirigen empresas que, en conjunto, facturan 53.000 millones de dólares, exportan por 9.604 millones de dólares y emplean a 240.000 personas.

DESCARGAR
Footer Logo